Blog

Publicado: 2018-07-26

5 consejos para disfrutar tu primera vez en el gimnasio

Vamos una semana, después por unos días, y luego lo olvidamos, arrepentidos. Suscribirte a un gimnasio es fácil; mantener la constancia… no tanto. Aparte, esa primera vez es difícil y confusa para muchos. 

Si ya te decidiste a dar el primer paso y apuntarte al gym, Dexfit te ofrece las claves para no sentirte perdido, desde lo que necesitas para empezar, los equipos que debes usar y los ejercicios recomendados para tus primeras semanas.

Te compartimos cinco consejos para empezar bien tu entrenamiento y seas constante: 

1. Elige bien, y cómodo.

Antes que nada, investiga tu gimnasio. ¿Está cerca de casa? ¿Tiene los aparatos que necesitas? ¿Prefieres un gimnasio local y pequeño, o más grande? ¿Los entrenadores son buenos, amables y confiables? ¿El costo es adecuado? Si quieres que el gym sea parte de tu estilo de vida, considera estas preguntas para motivarte y que no abandones el buen hábito. 

 

2. Prepárate.

Tu comodidad es crucial. No necesitas ropa de marca para ejercitarte, sino lo necesario para llevar una rutina y estancia cómoda. 

  • Una toalla para limpiar el sudor de tus ojos, y proteger el equipo (la limpieza y el respeto son indispensables para mejorar tu experiencia).

 

  • Una botella de agua para mantenerte hidratado en tus sesiones.

 

  • Si no te gusta la música del ambiente, carga tu Smartphone con el soundtrack que prefieras para tu camino a la salud. 

 

  • Si tienes casillero y área de baño, no olvides tu cambio de ropa, champú, desodorante, peine, colonia (etcétera), y un candado para proteger tus pertenencias. 

 

3. Concéntrate.

No te preocupes, nadie va a estar observando lo que haces ni cómo lo haces. Cada persona se concentra en su rutina, y con la misma meta que tú: sentirse bien. De hecho, la mayoría de tus compañeros están dispuestos a ayudarte. No pierdas la oportunidad de socializar y mejorar tu condición física en compañía de amigos. 

 

4. Busca un entrenador.

Después de preparate y mentalizarte, busca a un entrenador del personal, dile que eres nuevo y cuál es tu meta. Él revelará tu condición actual, posibilidades o limitaciones, y te ayudará a conformar el plan ideal para superar los obstáculos y mejorar tu salud. También te acompañarán, explicándote cómo hacer cada ejercicio y corrigiendo errores para evitar lesiones. 

 

5. Fija tus metas.

Debes armar y realizar tu entrenamiento de acuerdo con lo que busques lograr. Por ejemplo: 

  • Bajar de peso. Realiza ejercicios continuos, de intensidad moderada: aeróbicos, spinning, correr, bicicleta, entre otros). La idea es consumir calorías, sin olvidar algunos ejercicios para mantener los músculos sanos. 

 

  • Aumentar masa muscular. Aquí necesitas enfocarte en levantar pesas o aprovechar el equipo al máximo. La idea es regenerar tejido muscular para que éste aumente y puedas presumir un cuerpo envidiable, En este caso, los ejercicios aeróbicos son menores, pero te ayudarán a mantener tus sistemas pulmonar y cardiaco. 

 

  • Mantenimiento. Si buscas mantener tu condición física, sin otro resultado mayor, debes llevar una rutina balanceada entre perder grasa y aumentar masa. Combina los aeróbicos con la musculación para mantener una mente y un cuerpo sanos. 

 

¿Por qué continuar? 

  • Fortalecerás tus estructuras completas (músculos, articulaciones, ligamentos y tendones. 

 

  • Mejorarás tu capacidad cardiorrespiratoria para aprovechar el oxígeno al máximo. 

 

  • Formarás resistencia inmunológica: menos infecciones y enfermedades. 

 

  • Prevendrás y controlarás la aparición de artrosis y la osteoporosis.

 

  • Disminuirás tu colesterol LDL (dañino), y aumentarás el HDL (benéfico)

 

  • Generarás endorfinas y reducirás estrés, tensión y ansiedad. 

 

  • Incrementarás tu resistencia en cualquier actividad física. 


Artículos de interés que no te puedes perder