Blog

166 Publicado: 23-01-2019

Cómo pueden ejercitarse tus hijos

Como adultos, pensamos en aparatos de gimnasio, sesiones de Crossfit y otras actividades especiales para ejercitarnos y mantenernos sanos. En el caso de un niño, el ejercicio está ligado con el juego. 

Contra el sedentarismo

La vida moderna ofrece muchísimas diversiones que no requieren actividad física: andar en automóvil, ver tele, jugar videojuegos, etcétera. Hoy, los niños y jóvenes pasan tanto tiempo en estas actividades, que la obesidad infantil ya es uno de los problemas de salud más apremiantes del siglo XXI. 

Por eso, hoy queremos compartirte algunas opciones de ejercicios para niños. De esta manera, podrás romper con esos malos hábitos de sedentarismo que son tan comunes en la actualidad (o mejor, evitarlos por completo). 

1. Andar en bici

Ningún pequeño debería crecer sin disfrutar de su bicicleta. Es el mejor transporte para él y sus amigos. Les ofrece juegos de carrera para entrenar su resistencia física, y fortalece todos los músculos en sus piernas.

niño paseando en bici

Si lo quieres llevar al siguiente nivel, ¿por qué no organizas una ruta con tus pequeños, en las que puedan salir y regresar a casa, en una hora? Muchas ciudades cuentan con velódromos o vías recreativas para este tipo de deporte. 

Otra opción es salir al campo, o un bosque, con las bicis de montaña, y cursar una ruta más natural. Además de ejercitarlos, los niños también entrenarán sus reflejos para conocer bien el camino y regular la velocidad cuando sea necesaria (subidas, bajadas, terrenos irregulares, etcétera). 

 

2. Caminata o senderismo

Puedes llevarlos a un simple paseo por la ciudad. Una o varias horas de caminata también es un buen ejercicio para los niños.

Ahora, si tu hijo es de los que prefieren correr y encontrar cosas nuevas en el camino, quizá le guste practicar un poco de senderismo. ¡Qué mejor que el campo para que puedan correr y encontrar cosas nuevas con más libertad!

niños haciendo caminata o senderismo

La naturaleza y el aire puro son excelentes para entrenar tanto su capacidad visual, mejorar su respiración, o asegurar que todo su cuerpo esté bien ejercitado. Todo lo que necesitan son: unos buenos tenis para proteger sus pies; ropa deportiva y cálida para protegerlos del frío; cargar con agua y comida en una pequeña mochila; y protección solar. 

 

3. Natación en vacaciones

Si tienes acceso a una playa o alberca, aprovecha para que tu hijo se dé unas vueltas de nado. Además de quedar muy bien ejercitado (y cansado), aprenderá a nadar sin ningún problema. Esa es una habilidad que todos debemos aprender cuanto antes. 

grupo de niños nadando

Con suerte, tu pequeño adoptará un gran gusto por el agua y la natación, uno de los ejercicios más completos para ejercitar y tonificar el cuerpo completo. Pero claro, esa no es la única actividad que pueden hacer en el verano; hay muchas opciones para garantizar que no pasen todo el día jugando con tu smartphone.  

 

4. Inscríbelos a un deporte

grupo de niños de diferentes deportes

Las tardes pueden ser muy largas ciertos días, por lo que no es mala idea apuntar a nuestros hijos en alguna actividad deportiva durante las horas después del colegio. Además del ejercicio, los pequeños se relacionan con nuevos amigos y pueden apasionarse más por el deporte. Por ejemplo: 

  • Basquetbol
  • Voleibol
  • Beisbol
  • Ciclismo
  • Futbol soccer
  • Futbol americano
  • Artes marciales
  • Tenis
  • Atletismo
  • Natación
  • Gimnasia olímpica

 

Prueba con varias disciplinas, hasta encontrar la que más le guste a tu pequeño. Nunca lo inscribas en una actividad que no disfruta, o sólo se quedará con una visión negativa del deporte y el ejercicio.

 

5. Al parque con patines

mamá patinando con su hija en el parque

Una alternativa para las bicicletas pueden ser las patinetas y los patines. También son excelentes para darse una vuelta en el parque, o hacer carreras cortas en una cancha de concreto vacía. Son excelentes para ejercitar las piernas y desarrollar el sentido del equilibrio. Eventualmente, tu pequeño podría desarrollar el gusto por deportes relacionados con esos transportes.

 

6. Rutinas o baile

No hace falta un gimnasio para ejercitarnos. Con ganas y un poco de espacio, podemos realizar una pequeña rutina de ejercicios con nuestros niños, varias veces por semana. ¿O qué tal si los enseñas a bailar?

grupo de niños bailando

Con internet puedes acceder a todo tipo de música en casa, así que no te lo pienses, busca las canciones favoritas de tus hijos y ponte a bailar con ellos. Recuerda que bailar es tanto juego como ejercicio, por lo que se divertirán y ejercitarán sin problema. 

 

Ya lo tienes, hacer un poco de deporte no es tan difícil, no necesitamos mucho esfuerzo para salir unas horas a la calle y que tus hijos disfruten de las tardes. Ahora, no dejes de procurar que tus hijos siempre realicen alguna actividad física, por lo menos una hora diaria

Queremos que tus niños pasen los momentos más memorables de su infancia con nuevas alternativas, que los saquen un poco de su rutina y les permitan aprender y experimentar cosas nuevas.



Artículos de interés que no te puedes perder