Blog

48 Publicado: 13-02-2019

Cómo tener tu gym en casa

30 minutos al día; eso es todo lo que necesitas ejercitarte para mantener una salud estable. Lo malo es que, con el trabajo y los quehaceres de casa, no siempre tenemos el tiempo para salir a correr o ir a un buen gym

¿Qué tal si lo haces en casa? No es tan difícil como te imaginas, sólo necesitas una guía adecuada para que tu espacio de ejercicio tenga todo lo necesario para que te levantes y realices tu rutina del día. 

El espacio

Para empezar, ¿dónde quieres tu gym? Tienes que disfrutar el ejercicio; por eso necesitas crear tu gimnasio en el cuarto adecuado, con el ambiente más agradable para ti. Algo que te podría sorprender es que, puedes adaptar cualquier espacio para que sea un buen gym: cuartos grandes o pequeños, pasillos, terraza, etc. 

Después, puedes empezar a darle la vida que necesita: pinta los muros o cuelga algunos cuadros que le den vida al lugar. Otra gran opción es colocar una televisión, o un sistema multimedia para ver series, noticias o escuchar música mientras te ejercitas. Aparte, ¿por qué no le añades algunas plantas que te ayuden a mantener un ambiente fresco y limpio? 

Otra clave es elegir un espacio fresco, bien iluminado. Necesitas mucha luz natural y colores claros. Todo eso aporta la energía que necesitarás para terminar tu rutina y ver los resultados que esperas. 

 

El equipo

¿Qué sería de un buen gym sin los aparatos y el equipo necesario? Pero no pienses que necesitas esas opciones que ves en los centros de entrenamiento. Hay muchas otras ofertas ideales para el hogar. 

  • Caminadora y bicicleta. Son los aparatos esenciales de cualquier gimnasio (profesional o casero). Puedes hacer una caminata rápida de 30 minutos, sprints de alto rendimiento; o cuidar tus rodillas con una "rodada tranquila", mientras disfrutas de una serie/película. 

 

  • Elíptica. La caminadora o la bici se concentran en músculos determinados. En cambio, una máquina elíptica trabaja la mayoría del cuerpo: piernas, glúteos, brazos, pecho y abdomen. Combina los beneficios de la caminadora con los de una bicicleta, aunque no los reemplaza. Entonces, elige la mejor opción para tus necesidades. 

 

  • Pelotas. Si prefieres yoga o pilates a ejercicios más tradicionales, lo ideal es agregar pelotas suizas o medicinales a tu gym de casa. La primera es ideal para ejercicios de equilibrio; mientras que la segunda es más pesada, por lo que funciona para tonificar los músculos. 

 

  • Piso. Otro elemento que tu gimnasio necesita es el piso adecuado para cuidar tus articulaciones. Por ejemplo, los pisos de espuma son baratos, fáciles de limpiar y cómodos. Son ideales para pilates, yoga, aerobics o entrenamiento. También pueden servirte para actividades como el Bootcamp

Los tapetes autoadhesivos son baratos, cómodos al tacto, fáciles de limpiar y mantener. No son muy gruesos, por lo que se recomiendan para ejercicios ligeros.

Otras opciones son las alfombras de pila baja o entrelazadas. También se instalan fácilmente, y su grosor las hace ideales para rutinas con mancuernas, pero sin mucho peso para no dañar la superficie. 

 

  • Aparatos de boxeo.  Aparte de ser un ejercicio completísimo, una rutina de boxeador te enseñará a defenderte, y te divertirás mientras aprendes. Incluso puedes tomar unas clases de box para perfeccionar tu técnica.

 

  • ¿Qué tal una alberca? Si te gusta nadar, tienes el espacio, los recursos y la disposición, ¿por qué no instalar un espacio para nadar en casa? No necesitas más que una pequeña alberca de 25 metros de largo por 12.50 metros de ancho, para realizar tu rutina de natación diaria. 

 

Ya lo tienes. Ahora, crea ese lugar donde podrás hacer yoga, pilates, aerobics, correr o levantar pesas, cuando gustes. Tenemos el equipo ideal que puede ayudarte a lograrlo, ahorrándote tiempo y esfuerzo, para que construyas la salud que necesitas. 



Artículos de interés que no te puedes perder