Blog

147 Publicado: 19-12-2018

Por qué es importante el juego para los niños

Queremos que tus hijos tengan el mejor desarrollo, para volverse esas grandes personas que anhelamos. Hay muchos estilos y tipos de juego que pueden facilitar el aprendizaje y desarrollo. Es crucial que los pequeños se diviertan a través del juego; no es algo que se pueda prohibir, así nada más. Por eso, hoy te diremos por qué es tan importante el juego para los niños. 

 

El juego fortalece las áreas cognitiva y socioemocional de los niños. También promueve el desarrollo físico, el uso de la imaginación y fomenta los valores. Además, practican las destrezas tanto verbales como no verbales, se expresan y aprenden a manejar sus sentimientos; así también trabajan en nuevas destrezas para su vida diaria. 

Respaldo científico

La maestra María Gonzáles Serrano, autora del libro Juegos educativos, aprendizaje divertido: 50 juegos y adaptaciones, apunta lo siguiente: “el juego posee tantas cualidades, que debe ser incorporado en el currículo escolar para que el aprendizaje no sea monótono y captar la atención de los estudiantes de forma divertida”.

Además, destaca que las reglas de los juegos deben ser uniformes, consistentes, claras y sencillas para promover la responsabilidad y el autocontrol.  

Y gracias a la imaginación aprenden a cooperar y vencer obstáculos para trabajar en vencer sus miedos. Los doctores Jimberley Docking, Natalie Munro, Reinie Codier y Prudence Ellis, investigadores de la Universidad de Sydney, Australia, destacan que el juego es el contexto más natural para el aprendizaje del lenguaje. 

Otras destrezas que los niños pueden aprender en el juego son: 

  • Esperar su turno.
  • Compartir conceptos.
  • Conectar el pensamiento concreto y abstracto.
  • Solucionar problemas con lógica y practicidad.
  • Verbalizar sus ideas y conceptos.

 

Neurociencia y terapia lúdica

Otro gran propósito del juego para los niños es la terapia. El Dr. Jaak Pansekpp, profesor de neurociencia y fisiología integrativa de la Universidad de Washington, expresa que el juego puede disminuir la incidencia de los niños diagnosticados con Desorden de Atención con Hiperactividad. Esto si se desarrollan “santuarios del juego” desde la etapa preescolar, y se integra como “dieta social” en los grados escolares. De esta manera, se disminuye el uso de psicoestimulantes. 

 

Otros beneficios del juego

  • Desarrolla destrezas verbales y no verbales. 
  • Reduce el estrés y el miedo ante situaciones traumáticas. 
  • Aprenden la importancia de trabajar en grupos.
  • Promueve la inclusión, necesaria para la población con necesidades especiales. 
  • Reduce la desesperanza y la depresión.
  • Aumenta la atención y concentración. 
  • Reduce el nivel de energía motriz en los niños con hiperactividad. 
  • Aprenden a seguir reglas e instrucciones en una forma placentera y entretenida. 
  • Mejora la coordinación y el equilibrio.

 

Ahora que sabes todo lo que el juego le puede aportar a tu hijo, busca el mejor ambiente de convivencia para que disfrute, aprenda y se divierta. Nosotros contamos con varias opciones para que tu pequeño viva grandes momentos en su recreo, pensando en su felicidad y la de sus compañeros.

Contáctanos y conoce todas las diferentes alternativas que tenemos para ti. Queremos que tus niños pasen los momentos más memorables de su infancia con nuevas alternativas, que los saquen un poco de su rutina y les permitan aprender y experimentar cosas nuevas. **

 

Con apoyo de El Nuevo Día



Artículos de interés que no te puedes perder